Comunesp

El verano en Blocona (o de cómo cambió mi vida)

 

“De vez en cuando la vida

nos besa en la boca y

a colores se despliega como un atlas…” (Joan Manuel Serrat)

2014-07-25 18.04.23

30 de junio, último día de trabajo en la empresa donde llevo 25 años, ¿es el principio del cambio? en realidad no, mi vida empezó a cambiar, si se puede poner una fecha en la que se empieza a cambiar – la vida es cambio de por si – bien, pues esta parte de mi vida empezó a cambiar a principios de año cuando veo completada por fin la restauración de mi casa rural y el inicio de mi andadura en Ana de las Tejas Azules, en marzo como ya sabéis abro el Hotel Rural que tanto he soñado y tanto trabajo, disgustos y esfuerzos me ha costado.

Sí, es el inicio de una etapa nueva, los primeros clientes, las primeras satisfacciones…

???????????????????????????????2014-07-25 18.04.23p Cómo decía, el 30 de junio me quedo sin trabajo, con el verano encima y sin ocupación en Madrid, decido instalarme en Blocona y dedicarme de lleno a promocionar y atender Ana de las Tejas Azules.

Todavía no hace mucho calor, el incipiente verano va llegando a Blocona poco a poco, el pueblo va recibiendo los primeros habitantes estivales, muchos de ellos son totalmente nuevos para mi, debo aclarar que en Blocona viven permanentemente unas 5 personas, unas 3 o 4 alternan su estancia allí con otras ciudades, para unos pocos es lugar de trabajo, pero en suma no más de 10.

La vida en Blocona empieza a cambiar a primeros de Julio, es mi primer verano, llegué al pueblo con el frío, la nieve y el pueblo semi-desierto; Blocona renace en verano, cuando los niños empiezan a llegar y corren por sus calles y sus campos, juegan en el frontón y en el parque infantil, cuando se empieza a planificar las fiestas (que no son hasta el 15-16 de agosto pero ya no se habla de otra cosa), cuando sus hombres empiezan a cosechar.

2014-08-15 16.48.42p                                                                    IMG-20140722-WA00012014-07-25 18.04.23
2014-07-25 18.04.23

Las mañanas transcurren rápido, el trabajo en el hotel, los desayunos, las habitaciones, que todo esté listo para los huéspedes, algunos arreglos o retoques…

El frutero, el panadero que llegan con sus mercancías en sus furgonetas…

 Pero el momento mágico sin duda, es el atardecer, Blocona está rodeada de caminos que van hacia el cementerio, hacia la cantera, al barranco del Hocino, a la Fuente del Otero, al barranco de Yuba, a Corvesín…, si habéis seguido mi blog, ya habréis visto que los he recorrido uno a uno, tarde a tarde a esa hora mágica en que el sol cae sobre los montecillos, bañando los campos de color, de luz y sombras.

IMG-20140705-WA0008p

Los corzos bajan a beber agua al atardecer

2014-07-10 20.57.51p

Caida de la tarde en los caminos de Blocona

2014-07-23 21.33.44p

Vista de Blocona al atarceder

Poco a poco voy sintiéndome parte de esa, para mí, nueva Blocona, voy sintiéndome parte de sus gentes y sus campos.

2014-08-18 21.10.02p

Sé que mi vida está cambiando, sabía que el 30 de junio supondría un punto de inflexión pero todavía no sabía hasta qué punto.

 Blocona tenía guardada para mi una nueva cara, la cara del amor, un hombre auténtico, un hombre con semblante sereno y recio como la tierra soriana que le vio nacer y alma sensible y amable, de azules ojos cansados que brillan de nuevo ante la sorpresa que le depara el destino.

 Juntos empezaremos a recorrer los caminos, las calles, los campos … y aún cuando la vida nos lleve por distintas sendas o pasemos por momentos difíciles, volveremos a Blocona, al calor del hogar o a la sombra de los chopos, donde encontraremos uno en el otro cobijo y pasión.

 

“De vez en cuando la vida

afina con el pincel

se nos eriza la piel

y faltan palabras…” (Joan Manuel Serrat)

 

 

 No os diré que vengáis a Blocona y que conoceréis al amor de vuestra vida, pero el  otoño, al calor de la chimenea, promete.  😉

Las Rutas – Turismo Temático

TURISMO TEMÁTICO

SORIA – LA LITERATURA HECHA CAMINO

        “Poetas andalucesIMG_0235
         que soñasteis en Soria un sueño dilatado:
         tú, Bécquer, y tú, Antonio, buen Antonio Machado,
         que aquí al amor naciste y estrenaste las cruces
          del dolor, de la muerte
          …

           también, como vosotros, subí a Soria a soñar. “ Gerardo Diego

IMG_0233

IMG_0236

 

Ermita de San Saturio

   

           IMG_0224IMG_0191IMG_0190IMG_0185IMG_0232IMG_0237

    Las Rutas Machadianas

     Te invitamos a una visita muy especial de Soria, desde los ojos y la vida del poeta, donde vivió los momentos más felices pero también más amargos de su vida, los que nos han        llegado a través de su poesía.

La ruta Espiritual: Casas, instituto, Iglesia de Santo Domingo, Casino.

La ruta Nupcial: Recorrido del día de la boda entre Antonio Machado y Leonor

Esperanza:  Concatedral de San Pedro, Paseo del Mirón, Iglesia de Nuestra Señora Del Mirón

La sombra de Leonor: Plaza Mayor, Iglesia de Nuestra Señora del Espino, Cementerio, recorrido que realizaba Machado apenado tras la muerte de su esposa.

La ruta de Alvargonzález: al Norte de Soria, desde la capital, nacimiento del río Duero y hasta la Laguna Negra. Espectacular paraje natural.

La Ruta entorno a la figura de Gustavo Adolfo Bécquer

En esta plaza, que está en la calle Mayor, vivieron los hermanos Bécquer. Ahora hay muchos bares y es zona de marcha. Bécquer estuvo casado con una soriana.

 

Bécquer vivió casi 7 años en Soria, en la capital y en varios pueblos y dejó numerosos escritos de una Soria fantástica y llena de leyendas.

 

Con ellos comparte entorno unos años después, Gerardo Diego:

“Río Duero, río Duero,
nadie a acompañarte baja;
nadie se detiene a oír
tu eterna estrofa de agua.

Indiferente o cobarde,
(….)”

G.D.2 G.D.1 G.D.IMG_0185

 

 

 

 

 

 

Camino del Cid 

Uno de los caminos más emblemáticos es del Camino del Cid, en esencia es un camino literario, pues hunde sus raíces en el Cantar del Mío Cid y los diferentes lugares recorridos por este personaje histórico.

El tramo más cercano a Blocona es el llamado “Destierro” que recorre principalmente el paso del Cid por el viejo Reino de Castilla y león en su camino al destierro, desde Vivar del Cid (Burgos) hasta Atienza (Guadalajara).

El camino del Cid puede hacerse por en distintas rutas o la ruta completa, a pie, en bicicleta o en coche.