Rutas desde Blocona: de Romanillos de Medinaceli a Berlanga

Blocona – Yelo – Romanillos de Medinaceli – Alpanseque – Barahona – Rello – Ermita de San Baudelio – Berlanga

Romanillos de Medinaceli

Fue históricamente zona de paso, como lo testimonia la proximidad de una calzada romana, estar en la Ruta de Almanzor y transitar por el mismo pueblo la Cañada Real Oriental Soriana. Incluso su  topónimo, Romanillos, acusa la huella visigoda, ampliando aún más el tránsito de pueblos por su territorio.

Pero quizá lo que mejor identifica a esta población sea el vía crucis pétreo que recorre todo su núcleo urbano. Magníficas cruces labradas escoltan al viajero hasta el Humilladero en el exterior del pueblo.

Su parroquia románica de San Miguel Arcángel, de bella factura, aporta incluso un crismón y buena presencia de modillones de rollos, de origen musulmán; como mozárabe parece ser el origen del poblado medieval, que ya existía en 1197. A la salida del pueblo hay una fuente que llaman “romana” y junto al cementerio hay tumbas rupestres medievales.

Viacrucis Pétreo

Viacrucis Pétreo

Romanillos se encuentra en un itinerario turístico lateral al eje Medinaceli-Almazán que culmina en uno de los primeros Museos Paleontológicos in situ de Europa, el de Ambrona. Pero Romanillos cuenta también con su propio museo, uno de los primeros etnográficos de la provincia, creado en 1978 por la Peña Cultural de Romanillos. En él tienen cabida multitud de objetos y herramientas propias de los oficios que nuestros mayores desarrollaron hasta hace pocas décadas. En aras de que no se pierda tan rico acerbo, Romanillos celebra cada año su particular Fiesta de Oficios con numerosa concurrencia.

En el pueblo se puede apreciar todavía parte de una calzada romana y por el centro de la localidad pasa la Cañada Real Soriana así como una delas rutas del GR86, el Sendero Ibérico Soriano. Su parroquial, románica del siglo XII; su Viacrucis pétreo y columnario renacentista del siglo XVI, así como su conjunto de tumbas altomedievales rupestres, la fuente romana y la denominada Casa del Cura que data de la primera mitad del siglo XVIII, son motivo suficiente para desplazarse a esta localidad.

Iglesia de San Miguel

Templo románico del siglo XII de la que se conserva la nave, realizada con sillería, abundante en la zona. En el siglo XVII se amplió la cabecera con un crucero cubierto por una bóveda, la capilla mayor y la torre. Es destacable la portada sur, con el arco de la puerta enmarcado por tres arquivoltas sobre columnas con capiteles con decoración vegetal. Por fuera, en un cuadrado sillar por encima de las claves, se coloca un crismón, característico del área navarro-aragonesa. En la fachada oeste hubo otra portada, más sencilla y hoy cegada. Cabe mencionar además, los canecillos que soportan la cornisa, la presencia de contrafuertes y en el interior, la bóveda de cañón apuntada dispuesta sobre arcos apoyados en capiteles vegetales.

San Miguel Arcángel

Viacrucis pétreo

Interesante es el Viacrucis que se extiende a lo largo de las calles del pueblo para terminar en una pequeña elevación al lado de la Ermita de la Virgen de la Soledad, llamada Las Hiruelas. Su datación cronológica es dudosa, aunque del año 1577 se conserva un cargo en que se paga al maestro que ha «construido» las cruces del Calvario. Esta fecha puede estar de acuerdo con el estilo prevaleciente en las cruces, ya que se trata de unas obras de traza renacentista aunque algunos elementos son ya de características barrocas.

Viacrucis

Las cruces, todas ellas de características muy similares, aunque ninguna igual, están montadas sobre columnas de fustes decorados muy diferentemente. En la mayoría de los casos se trata de columnas de estilo toscano, muy estilizadas y de simple decoración, que se limita a la base y el capitel. Las más espectaculares son las tres correspondientes a la undécima estación, de las cuales, la central, se apoya en un basamento prismático con decoraciones geométricas y fustes con adornos de trazo helicoidal.

Museo etnográfico

Creado en 1978 por la Peña Cultural Recreativa de Romanillos de Medinaceli, alberga una colección de más de 500 piezas relacionadas con la cultura rural, donde se aprecia cómo era la vida en este entorno hasta bien entrados los años 60. Cuenta con un portal de entrada, cocina, dormitorio, restos de la antigua farmacia, barbería, objetos para la matanza, elaboración del pan, hilado, aperos de labranza y pastoreo de muchos de aquellos objetos y se transmite su función a los más jóvenes.

Alpanseque

Entre Alpanseque y Barahona excavó el marqués de Cerralbo, en 1916 una gran necrópolis celtibérica de la segunda mitad del siglo IV a.C., con casi 300 enterramientos, tres de las cuales presentaron un ajuar destacable. Los objetos hallados están depositados en el Museo Arqueológico Nacional. No muy lejos halló también los restos de un campamento romano de verano y varios trechos de una vía romana, que uniría Medinaceli con Uxama.

Ya en la localidad, destaca entre el caserío de Alpanseque su iglesia barroca de Nuestra Señora de la Asunción, en la que se conservan modillones de influencia califal-cordobesa en el muro sur así como una excelente portada románica, con sorprendente iconografía, descubierta en 1985 y que data de finales del siglo XII o comienzos del XIII.

 

Barahona

Es una villa situada al Sur de la provincia de Soria, en el Centro – Norte de España, limitando con la provincia de Guadalajara.

Debido a la fuerte emigración sufrida durante los últimos 40 años, Soria es la provincia con menor densidad de población de España y de la Unión Europea con unos 8 habitantes por km2, aunque en estos pueblos llega a ser de menos de 2 habitantes por km2. En Barahona residen habitualmente un escaso centenar de habitantes, número inferior al de emigrantes procedentes del pueblo que actualmente se encuentran en Zaragoza, Barcelona o Madrid.

Hace algunos años la administración municipal ha sido rediseñada agrupando en un mismo término municipal varios pueblos colindantes, comprendiendo el actual término a Romanillos de Medinaceli, Pinilla del Olmo, Jodra de Cardos y el propio Barahona. Si acudimos a las estadísticas actuales del municipio, los más de 200 habitantes que se mencionan corresponden al conjunto de los 4 pueblos que comparten ayuntamiento.  No obstante, cada pueblo sigue su propia vida y la relación con los pueblos agrupados al término municipal es igual la que se pueda tener con Alpanseque, Marazovel, Fuentegelmes o Rello, localidades también colindantes.

El pueblo está situado sobre un alto en el terreno, cota de los 1137 metros de altura, lo cual condiciona en cierto modo la agricultura y el modo de vida del lugar y desde donde se goza de unas vistas magníficas de la Sierra Cebollera y Urbión, el Moncayo, la Sierra del Alto Rey, y La Sierra de Ayllón…

En esta elevación del terreno, llamado el castillo por los lugareños, dice la leyenda que hay un entramado de pasadizos interiores procedentes de una antigua fortaleza, aunque nadie parece haberlo investigado. En el castillo se encuentra ahora la iglesia del pueblo, cuya torre se dice que es la de la antigua fortaleza de Barahona y que comunica con las numerosas atalayas que se pueden encontrar por el campo o en los pueblos de alrededor. En las paredes de la iglesia, mirando con atención se pueden ver algunas piedras labradas con curiosos dibujos.

El porqué de las brujas

Barahona fue considerada durante mucho tiempo un foco de brujería. Testigo de ello es el Mojón-Confesionario de las Brujas, una roca atravesada por un agujero y en cuya parte superior hay una cruz grabada. Supuestamente, las brujas metían la cabeza en el agujero para confesarse. Actualmente se encuentra en su ubicación original convenientemente señalizada.

Los Pozos Airones, también identificados con la brujería, son unos agujeros en la tierra capaces de tragar grandes cantidades de agua, por lo que todas las acequias de la zona van a dar a este lugar, que utilizan como sumidero.
Cuenta la leyenda que los descritos agujeros eran hechos por las brujas golpeando repetidamente la tierra con el culo.

Varios acontecimientos dan fe que la tradición brujesca en Barahona no es una simple leyenda, ya que la localidad está recogida por la Inquisición en 1527 como un foco de brujería y aquelarres

¿Qué tiene Barahona?

En la actualidad el Ayuntamiento de Barahona ha instalado una serie de paneles informativos y otras mejoras que permiten visitar algunos puntos de interés turístico como el Mojón de las Brujas, los Pozos Airones, antiguos lavaderos y el castillo fácilmente.

El castillo

Se puede pasear sin miedo a perderse por los alrededores de Barahona ya que la torre de la iglesia -situada en lo alto de El Castillo– se puede ver incluso desde 5 km. de lejos. El medio de transporte altamente recomendable es la bicicleta.

Lugares de interés

LA HONDONADA:

Agujero en la tierra, creado por la erosión de la roca caliza del subsuelo.

Es espectacular, pero no es recomendable ir andando. Se puede ir en coche o en bicicleta, ya que está bastante lejos (4 km.). El agujero se ve desde el camino, simplemente con ir mirando con cuidado. Nota: está vallado por la guardia civil.

Si decide seguir por ese camino, puede llegar a otro lugar interesante, LOS HOYOS, un lugar poco espectacular, pero muy interesante por su riqueza en fósiles a simple vista. Está 1 o 2 km. después de LA HONDONADA, por ese mismo camino.

 LAGUNAS DE EL SABUCO Y EL OJO:

Pequeñas lagunas rodeadas de hierba y con bastante agua en invierno.
Son un buen lugar para hacer una parada tras un paseo por los alrededores del pueblo.

 EL MOJÓN-CONFESIONARIO DE LAS BRUJAS:

Barahona fue considerada durante mucho tiempo un foco de brujería. Testigo de ello es el Mojón-Confesionario de las Brujas [ver foto], una roca atravesada por un agujero y en cuya parte superior hay una cruz grabada. Supuestamente, las brujas metían la cabeza en el agujero para confesarse. Actualmente se encuentra en su ubicación original convenientemente señalizada.

 LOS POZOS AIRONES:

Los Pozos Airones, también identificados con la brujería, son unos agujeros en la tierra capaces de tragar grandes cantidades de agua, por lo que todas las acequias de la zona van a dar a este lugar, que utilizan como sumidero. Cuenta la leyenda que los descritos agujeros eran hechos por las brujas golpeando repetidamente la tierra con el culo.

LA TORRE:

Llamado así por una antigua atalaya musulmana cuyas ruinas aún se pueden ver en aceptable buen estado.

EL TALLAR:

Bosque mediterráneo de encinas, donde pasear tranquilamente. Si se desvía a la derecha, justo antes de que comience a haber árboles (después de pasar un puentecillo sobre una acequia), llegará a un pequño cañón muy bonito.

 

RELLO

Encaramado y fortificado sobre la alta peña que flanquean las hoces del Escalote, incluido en el espacio natural protegido de “Altos de Barahona”, Rello apabulla con su patrimonio cultural y natural. La villa está definida como Conjunto Histórico y ha sido declarada Bien de Interés Cultural. Su recinto amurallado del siglo XII con retoques de comienzos del XVI, su castillo, sus casas y edificios señoriales, además del rollo jurisdiccional de hierro, único en la provincia, hacen de este pueblo un lugar irrepetible.

Entrada a Rello, pueblo amurallado

Entrada a Rello, pueblo amurallado

Rello

La panorámica desde sus defensas añade aún más si cabe un atractivo especial. Es recomendable llegar por la carretera desde Barahona. Indescriptible.

Muralla y castillo

Rello es una villa medieval amurallada, y aunque algunos de sus tramos están algo deteriorados, el recinto defensivo y su paseo de ronda está jalonado de almenas, torres, garitas y cañoneras rectangulares, además de tres amplias puertas de piedra bien labrada. En el lado sur de la población existe un tramo de muralla que llega hasta el río, teminando en una torre albarrana que servía para recoger agua en caso de asedio.

El castillo, situado en uno de los extremos del pueblo, puede fecharse en el siglo XV, con modificaciones a finales del XV e inicios del XVI, en las que se añadiría un recinto con torreones en sus ángulos alrededor de la torre. Se conserva el aljibe, semicubierto hoy por una losa. La torre del homenaje, la original, quizá del siglo XII, se encuentra en mal estado, semidestruida por un rayo.

 

Rollo jurisdiccional de hierro

 

A la entrada de Rello encontramos uno de los escasos ejemplos de rollo de jurisdicción señorial que es al tiempo picota. Se trata de una bombarda del siglo XV o XVI, a la que llaman “pasavolante”, con cinco argollas de sujeción, siendo uno de los más interesantes, y el único de metal, en España.

Plaza de Rello

Plaza de Rello

 

 

Atalaya Torre Tiñón

Según cuenta la leyenda, esta milenaria y original atalaya troncocónica de 9 metros de altura y 5 de diámetro, sirvio de lecho de muerte al caudillo árabe Almanzor, cuando se retiraba malherido hacia Medinaceli, después de ser derrotado en la batalla de Calatañazor. Situada a tres kilómetros de Rello en dirección a la localidad de Caltojar, y restaurada recientemente, constituía parte del sistema de vigilancia y defensivo al Sur del Duero con los castillos de Berlanga, Gormaz, San Esteban, La Riba y Atienza.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Templo de 1642, de planta de cruz latina, nave única y cúpula sobre el crucero, construida durante el período barroco. Con portada de medio punto dovelada a la que se accede por un recinto murado que la guarda, y espadaña rematada en triángulo.

 

ERMITA DE SAN BAUDELIO

Singular edificio construido a finales del siglo XI, bajo la advocación de San Baudelio, en estilo mozárabe. Constituye la joya más original de la arquitectura prerrománica soriana, con un único pilar central del cual salen ocho nervios, como ramas de palmera. En la parte superior de la columna, se esconde una pequeña linterna cilíndrica, cubierta por cupulilla de seis nervios cruzados dos a dos que recuerda las típicas bóvedas musulmanas.

Ermita de San Baudelio

Ermita de San Baudelio

Frescos

Frescos

A los pies de la ermita se dispone una tribuna sostenida sobre 18 columnillas, con ábacos cúbicos y capiteles en los que descansan arcos de herradura, que forman cinco naves sobre las que se apoya el coro, al que se accede por una escalera de piedra adosada al muro.

En su exterior el templo es de la mayor sencillez. Construido en mampostería, reforzado en sus esquinas con sillería. El ábside es plano con un pequeño vano aspillerado. Tiene dos puertas de acceso, la principal en el lado norte, la otra al oeste. El piso del templo está excavado directamente en la roca.

Magníficos frescos

Pero la mayor riqueza artística de San Baudelio reside en los frescos que cubrian completamente toda la superficie interior, siendo respetados durante siglos, con gran variedad de estilos, funciones y decoraciones.

Frescos

Frescos

Desgraciadamente las pinturas que cubrían por completo los lienzos interiores de esta ermita han dado más que hablar por las vicisitudes a que se han visto sometidas que por sí mismas. Como consecuencia de aquéllas, las pinturas se encuentran hoy repartidas por diversos museos norteamericanos (Boston, Indianápolis, The Cloister Museum de Nueva York) y el Museo de El Prado en Madrid. Actualmente sólo se pueden admirar in situ algunos fragmentos mejor o peor conservados y las huellas que sobre los enlucidos han dejado los temples que fueron arrancados.

 

 

BERLANGA

Berlanga de Duero, villa declarada Conjunto Histórico Artístico, está situada en un estratégico enclave, protegida al Norte por una hoz que traza el río Escalote. La villa, que tuvo como primer alcaide al Cid, conserva aún la elegancia y el esplendor del pasado con un patrimonio monumental envidiable. Muchos de los edificios se realizaron bajo la influencia de los Tovar y los Frías, señores de Berlanga.

Su nombre procede del asentamiento romano llamado Augusta Valeránica, en honor del emperador Valeriano. Antes ya hubo población celtíbera como lo atestiguan diversos restos esparcidos por todo el término.

Berlanga de Duero alberga una de las fortalezas más espectaculares de la provincia, así como su impresionante Colegiata. Buena muestra de su pasado histórico y monumental es la Puerta de Aguilera, reminiscencia de todo el recinto amurallado que rodeaba a la ciudad

 

Urbanismo medieval

Calles típicas de la arquitectura meseteña, unas ostentan soportales, mientras otras se muestran jalonadas de casonas blasonadas, como la larga calle Real. Su Plaza Mayor está porticada, mezclándose en ella madera y piedra. Localidad estratégica, como señalan su castillo, muralla y puente, además acogió una de las mayores juderías de la zona que ocupaba la parte más elevada y tortuosa de la villa, es el barrio de la Yubería.

Castillo de Berlanga de Duero

Una de las fortalezas más espectaculares de la provincia por la longitud y solidez de su muralla rodeando una esbelta torre del homenaje. Fue construido en el siglo XV, sobre los anteriores, de origen musulmán y cristiano. Consta de dos recintos, uno interior y más antiguo, en el que destaca la Torre del Homenaje. El exterior, obra del italiano Benedetto de Ravena, fue edificado a principios del siglo XVI. Sus achatados torreones cilíndricos estaban ya concebidos para la defensa y el ataque con artillería.

Se conservan restos de dos cercas, la primera rodea la falda del castillo y arropaba la villa vieja. De ésta se ven grandes paños muy bien conservados y la puerta del Mercado, junto al Palacio. La segunda cerca rodeaba la villa nueva y de ésta se conserva la Puerta de Aguilera. A principios del siglo XX se demolieron otras dos puertas: la de La Hoz y las Portonas.

Colegiata de Santa María del Mercado

La Colegiata, Monumento Nacional desde el año 1931, fue construida en cuatro años (1526-1530) por el arquitecto Juan de Rasines y es uno de los mejores ejemplos de transición del gótico ojival a la arquitectura renacentista. Consagrada a la Virgen del Mercado, el impulso de su construcción se atribuye a Fray Tomás de Berlanga, monje dominico, consejero real y descubridor de las islas Galápagos.

Su planta es del tipo llamado de lonja, con tres naves centrales elevadísimas y crucero; fuertes columnas cilíndricas sostienen las bóvedas, de rica tracería. El Altar Mayor está presidido por una talla tardío románica del siglo XII de Nuestra Señora del Mercado. También destacan los retablos y tallas de las capillas de Santa Ana y de los Coria de los siglos XV y XVI respectivamente.

Hospital y palacio señorial

En la falda del Castillo aparece la fachada principal del que fue suntuoso palacio de los Marqueses de Berlanga y después antiguo hospital de la localidad. Posada de reyes y nobles, el palacio fue incendiado por las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia. Impresionantes debían de ser los jardines renacentistas, que fueron dignos de admiración, por parte de las personalidades que visitaban la casa, entre ellos Felipe V, Isabel de Valois o San Francisco de Borja.

Rollo gótico

La Picota, bello rollo gótico del siglo XV que indicaba el rango de villa de la localidad, ha sido trasladado desde las eras a un sitio más visible a la entrada del pueblo. La decoración se concentra en la mitad superior, donde sobresalen cuatro cabezas de león y un pináculo de estilo gótico.

Convento de Paredes Albas

Situado a dos kilómetros de Berlanga de Duero, este edificio abandonado ofició en su día de monasterio de monjes franciscanos. Los aledaños del inmueble están sembrados de restos de lo que fueron la huerta y la fábrica. La huella de su estanque está todavía presente.

Espacio berlanga-Torre del Palacio de los Duques de Frías

Edificio multifuncional que integra oficina de turismo, sala de exposiciones y mirador. Dividido temáticamente en plantas, los edificios más emblemáticos de la localidad se contemplan desde el mirador; en los pisos inferiores se aloja una muestra en imágenes de la riqueza cultural de la localidad.

Centro Escalote

La descripción artística de los monumentos más singulares de la localidad ocupan la actividad de este centro, donde también recibe una atención especial la figura de Fray Tomás de Berlanga, religioso nacido en la localidad y descubridor de las Islas Galápagos.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *