Ruta: Parque Natural del Alto Tajo -Turismo de Naturaleza

Ruta: De Blocona al Parque Natural del Alto Tajo 

Turismo de Naturaleza

Poco se puede decir del Alto Tajo que no podáis encontrar en internet, datos oficiales aunque no por ello poco interesantes

  • Fecha de declaración como Parque Natural: Ley 1/2000, de 6 de abril, por la que se declara el Parque Natural del Alto Tajo. (DOCM. Nº43, de 5/5/00).
  • Superficie del parque: 105.721 hectáreas, más otras 68.824 hectáreas de zona periférica de protección y comprendiendo ambas zonas partes o totalidades de hasta 44 municipios de Cuenca y Guadalajara.
  • Toda la superficie está incluida en la propuesta de lugares que integran la Red NATURA 2000 como Lugar de Interés Comunitario (LIC), Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), y recientemente anexionada a la Carta Verde Europea. Y futuro Geoparque de la UNESCO.

El Parque Natural del Alto Tajo posee una importancia excepcional para la conservación de la biodiversidad. Cuenta con un extenso sistema de cañones y hoces fluviales (considerado uno de los más importantes de Europa), lo que hoy en día constituye una de las zonas más bellas de la Península Ibérica. Alberga una gran diversidad tanto de paisajes como de seres vivos y mantiene un excelente estado de conservación.

Turismo activo

Una manera ideal  y saludable de disfrutar de la grandiosidad y de la paz del Parque Natural del Alto Tajo es haciendo una de las numerosas propuestas activas que aquí se ofrecen. Caminar  o hacer travesías en bicicleta por sus caminos y veredas, escalar sus afiladas agujas, explorar las entrañas de sus montañas haciendo espeleología. Pero sin duda alguna, la forma más apasionante y divertida de conocer este entorno privilegiado de la península Ibérica, es descendiendo por el mismo eje y corazón del Parque, el río Tajo ofrece más de 100 km. navegables con todas las dificultades posibles, desde plácidos tramos con poca corriente y pequeños saltos de agua, hasta pasos que por su complejidad y peligrosidad, son infranqueables, de esta manera se emula la épica historia de los gancheros, aquellos “pastores de los bosques flotantes” que cada año desafiaban los rápidos y las angosturas del río, navegando con sus enormes maderadas de pinos, desde las sierras de Molina y Valdeminguete hasta las vegas de Aranjuez.

Pero mi intención es adentrarme con vosotros en el Alto Tajo siguiendo la ruta desde Blocona y sobre todo mostrándoos todo su esplendor como me lo mostraron a mi.

Son aproximadamente las 17.00h de la tarde del 31 de julio, con un calor nada despreciable para estar en Soria, cogemos el coche y vamos en dirección a Medinaceli estación, camino de Madrid, pero sin tomar la autovía, seguimos hasta la desviación a Layna, a la izquierda, hasta llegar al cruce con la Carretera de Teruel, donde tomamos la desviación a Torremocha y más adelante a Zaorejas, seguimos durante unos kms por un camino empedrado y empiezan a rodearnos los pinares, un poco más adelante llegamos a la carretera de Molina de Aragón y una vez más la tomamos en dirección  a Zaorejas, en pocos minutos nos adentramos en el Parque Natural.

La temperatura ha bajado considerablemente, y el paisaje ha cambiado radicalmente, poco más que decir que no digan las instantáneas, que eso sí, cada 5 minutos te obligan a parar el coche para no perdértelas y que aquí os dejo.

 

 Continuamos adentrándonos en el Parque, está bien indicado, nosotros seguimos siempre en dirección a Zaorejas aunque se pueden tomar diferentes rutas, queremos llegar hasta un Hotel que hay arriba del todo, en lo más alto del Parque.

 Hay varias áreas recreativas, siempre en el cauce del río donde poder pasar el día fresquito sobre todo con los más pequeños, con unas cristalinas y verdes aguas que hechizan a los más grandes.

 A la vuelta vamos en dirección  a Molina de Aragón y volvemos a Blocona ya anochecido.

Ha sido una relajante y refrescante tarde de verano, un verdadero descanso para la vista y el espíritu.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *